Bandera de Italia

Bandera de Italia


Tiene su origen en un estandarte con esos mismos colores entregado por Napoleón en noviembre de 1796 a un cuerpo de voluntarios de la Legión Lombarda que se incorporaron al ejército francés.

El 7 de enero de 1797, el estandarte tricolor fue adoptado como emblema de la República Cispadana reunida en Reggio Emilia. Comprendía un territorio de unos 40.000 km² atravesados por el río Po y con Milán como sede del gobierno. Contaba con un ejército integrado por tropas francesas.

La República Cisalpina creada el 9 de julio de 1797 por Napoleón Bonaparte utilizó la disposición actual de las franjas tricolores.

Existe una teoría sobre el origen de los tres colores que los vincula con la insignia de una sociedad secreta que ejercía una influencia notable en la política de aquellos tiempos. Los representantes de Reggio Emilia propusieron adoptar la tricolor como bandera del nuevo Estado libre que se había creado en aquellos momentos. En la asamblea de Reggio se propuso unir Milán a las cuatro ciudades de Reggio Emilia que se encontraban bajo dominio napoleónico, pero como no fue posible, se decidió por lo menos establecer una misma bandera. Este fue el origen de la bandera italiana. Con la caída de Napoleón en 1814, fue abolida por la restauración, pero volvió a ser utilizada durante las cinco jornadas de Milán.

Poco tiempo después fue izada sobre los campanarios de Milán y en el punto más alto de la ciudad. El 24 de marzo de 1848, los austríacos tuvieron que abandonar Milán, que había estado bajo dominio suyo. El rey de Piamonte-Cerdeña, Carlos Alberto de Saboya, repartió la bandera tricolor entre las diferentes unidades del ejército piamontés que entraban en Lombardía en apoyo de los insurgentes y dispuso que en el centro de la misma se incorporase el escudo de la Casa de Saboya. Desde este episodio, la bandera tricolor ha sido el símbolo de la nación italiana.

En 1849, se constituyó en Roma la República Romana, y Giuseppe Mazzini adoptó como bandera la tricolor, escribiendo sobre la franja blanca las iniciales de la República Romana. Pero oficialmente, con la proclamación del reino de Italia, el 17 de marzo de 1861 se adoptó la versión creada por Carlos Alberto de Saboya, con el escudo saboyano rematado por una corona real en la bandera estatal. Este modelo permaneció vigente ochenta años, hasta la caída de la monarquía el 2 de junio de 1946, y desde aquel momento la bandera nacional está conformada sin ninguna insignia o escudo.

El poeta del siglo XIX, Francesco Dall'Ongaro, expuso la simbología de los colores de la bandera empleando una descripción del territorio italiano. "Blanco como los Alpes, rojo como los volcanes y verde como las llanuras de Lombardía".Wikipedia